Cómo usar el ajo para eliminar las úlceras bucales de una sola vez

El herpes labial puede variar de pequeño a masivo. Pueden estar en los labios, cerca de la boca, o no tan cerca de la boca. Sin embargo, dondequiera que estén, y no importa cuán grandes o pequeñas sean, las aftas bucales siempre son dolorosas y feas.

Los he tenido de vez en cuando durante años. Coger un resfriado o experimentar ciertos tipos de estrés nunca dejó de hacer que uno de ellos apareciera en mi cara. Abreva salió hace algunos años y trabajó muy bien para mí. El único problema era el precio, que costaba 18 dólares por un tubo muy pequeño.

Una vez, mientras trabajaba, un herpes labial comenzó a aparecer en mi labio. Cuando llegué a mi Abreva, me di cuenta de que estaba completamente vacía. Sin embargo, recordé que el ajo se suponía que era un buen antiséptico y un tratamiento holístico para el herpes labial. En la desesperación, lo intenté. Los resultados fueron sorprendentes.

El ajo detuvo el herpes labial inmediatamente.

La desagradable sensación de hormigueo había desaparecido. Sé que la simplicidad de este método puede parecer difícil de creer, pero funciona, es uno de los remedios naturales de como quitar los fuegos de la web puntera sobre Herpes.

Cómo eliminar las úlceras bucales con ajo

  1. Obtenga un guante grande de ajo. Cualquier tipo servirá.
  2. Triturar el diente con la base de un cuchillo o ponerlo en una prensa de ajos, extrayendo los jugos.
  3. Presione suavemente el ajo aplastado sobre la úlcera o úlceras bucales, frotando el jugo de ajo en la úlcera y usando trozos nuevos de ajo una vez que el jugo haya desaparecido. ¡Esto va a arder! (No mantenga el ajo sobre la mancha por más de unos segundos. Algunas personas se han quejado de hinchazón y enrojecimiento. La causa de esto puede ser que lo aguantaron demasiado tiempo. Es mejor tener numerosos tratamientos cortos que uno largo.
    Enjuague y palmee con una toalla de papel o pañuelo de papel estéril para que se seque.
  4. Si tiene miel, límpiela en la llaga (la miel es un astringente y tiene vitaminas y minerales que ayudarán a que la herida sane).

Después de unos minutos, enjuague y vuelva a golpear con una toalla de papel o pañuelo nuevo para que se seque.

Repita estos pasos dos veces al día hasta que desaparezca. Para un pequeño herpes labial, este tratamiento sólo debe requerir un día para que surta efecto. Para uno grande, tomará dos o tres días, porque incluso cuando está muerto, el daño de la piel toma tiempo para sanar.

Después de seguir estos pasos, no tuve otro herpes labial durante cuatro años. El ajo pareció deshacerse del virus durante un largo período de tiempo. Abreva borró mis aftas bucales sólo temporalmente, y todavía las tengo de forma regular. Pero después de usar ajo, sólo he tenido uno en cinco años. Abreva bloquea el virus pero el ajo lo mata.

Simple, pero efectivo.